edphis-my walk in beauty

la belleza se encuentra en el camino


Deja un comentario

No hay sitio para algo nuevo

Las próximas elecciones nos han puesto en pleno de una batalla de promesas y de esperanza. Nombres insospechables e impensables, hace dos años atrás, están ahora en todas las bocas. Ciudadanos y Podemos son los más famosos. En poco tiempo hemos visto definirse a cada aparición. El discurso se parece pero la práctica pondrá cada uno en su sitio. Nos dieron un soplo de aire fresco entre mentiras y corrupción de los grandes partidos.

La pregunta del millón es si votar a esos dos partidos¿ nos salvarán de la supuesta catástrofe que nos espera? La política del terror sigue en popa después de más de una década. Permítame que respondo por la negativa. Ninguno de esos nuevos partidos está hecho para salvar ninguna situación por la sencilla razón, que no la tienen. Si es verdad, que tienen propuestas acertadas sobre algunos problemas concretos y ninguna solución completa. Aunque deberíamos decir de Podemos en su radicalidad desde el principio proponía un cambio de sociedad, que seria exactamente lo que necesitaríamos. Pero no tienen los medios inmediatos en una sociedad no preparada.
El Estado del Bienestar ha sido hundido con la última crisis a conciencia. Los superricos lo han visto que era insostenible más tiempo. Podemos como Ciudadanos abrieron la ventana de un Estado más justo preocupado de su pueblo. Pero las reglas del juego político-financiero están poniendo a todos en un sitio y en una situación que no podrán salir fácilmente. Las elecciones municipales y autonómicas nos revelaron la tentativa de llevar a cabo un programa sin tener todos los datos. La política de tierra quemada que está haciendo el partido gobernante ha hecho que las promesas y la esperanza de hacer mejor se están quedando a medias. Ver Barcelona y Madrid.
El 20-D no va a resolver nada. Ciudadanos ha recibido el respaldo de la casta financiera pero no garantiza su éxito. Podemos por su estrategia se consolida en su papel de arbitro del juego. El PP o el PSOE esperan que la novia de plata, Ciudadanos, baila con ellos y se acostará sumisa en la cama tendida. No hay ninguna preocupación real para España como identidad, como pueblo sino como votos y como cheques en blanco. Lo único que esperamos de todas esas novias, que no tengan chaquetones reversibles al instar de Alexis Tsipras en Grecia que traicionó a sabiendas sus electores.
 El rey jugador escondido también participa en el juego como comandante en chef de todas las fuerzas armadas y seguramente tiene ideas bien claras a quien prefiere para gobernar. También fuera de nuestras fronteras juega con presiones la pareja americano-germánica sobre todos los actores financieros y políticos.
Aquí es un video largo comparando las campañas en Estados Unidos y España:
Algunas referencias para echar un vistazo:
Anuncios