edphis-my walk in beauty

la belleza se encuentra en el camino


Deja un comentario

Colores y ilusiones

Teníamos los colores habituales, ellos mismos provenían de la gran transición del 78 con promesas pintadas y grandes logros con corrupción incluida. Los tintes del equipo azul se renovaron quedándose después del fin de la alianza en azul popular. El líder azul con bigote de aquella época supo leer los tiempos y el inconsciente de las masas, así que pinto todo de azul con música incluida. “El azul va bien” era su lema. La ilusión invadió los rincones. Poco después, se oían rumores de elecciones a dedo, de cambio de bandas forzado y de paranoia del control de colores. Durante este mismo periodo, se intentó pintar del mismo color todos los medios de comunicación, a veces a golpe de tinte mafioso.

 

Llegó el gris rojizo que supo transcender en su primera etapa el azul. La guerra era muda entre rojo y azul. Sin penas ni gloria hasta que llegó una abominación de color podrido internacional con olor incluido. El rojo no supo enfrentar y dejó los sitios medio pintados. En buen sucesor del bigote, aterrizó el barbudo que quiso rehacer la hazaña del predecesor azul. Dio confianza y repintó de azul popular. Los tiempos no le hicieron caso, la abominación de color podrido había socavado el terreno. Los méritos y logros del barbudo azul están por reconocer, o sencillamente no existen tal cual. El tiempo le dará su lugar exacto. Bajo su reino aparecieron los nuevos colores. El dualismo se fracturó aún más. Ni el azul tampoco el rojo supieron frenar la llegada de aquellos gritones. Su acceso a los medios tradicionales pintados estaba vetado, los nuevos colores aprovecharon y siguen haciéndolo los nuevos modos de transmitir.

 

La política como buena hija de color de la iglesia nos comanda a escuchar y creer en nuestros lideres. Los actos son lo único que demuestran una real voluntad de cambiar o hacer las cosas. Y los actos suelen cumplirse en política, única, principal y muy probablemente durante las campañas. Una vez el cheque firmado y entregado, se esfumará todo esfuerzo voluntario de real cambio.

 

Como seguidores y apoyo de un sistema de colores políticos, ya no tenemos nada que hacer hasta que se termine el mandato de tal color. Así son las cosas: el trabajo se destruye por la tecnología que adoramos; la economía, sobre todo la macro, parece no tener necesidad de re-invertir en la capa más baja, la micro; los gobiernos efímeros atrapados en deudas estratosféricas venden su patrimonio maquillado en acuerdos económicos supuestamente buenos y nuestra unión de colores estrellada divide los colores aliados, uno mando por todos. Cada vez más colores y menos matices.

 

El 20 D fue una real chapuza de cambio político, ni el azul tampoco el rojo cambiaron como prometido. Se hizo más manifiesto después de tantos coloridos meses de dichosas negociaciones. En fútbol, otro juego de colores, “ no siempre ganan los equipos más fuertes, sino las que tienen una visión clara como llegar los primeros…” Ahora, a repetir lo mismo.

 

El 26 J no va ser lo mismo. Hay demasiado en juego tanto por los colores habituales como nuevos. Es un juego de probabilidades y variables constantes pero el color que sabrá captar el inconsciente de las masas gobernará aunque tendrá poca mayoría.

Rien ne va plus, les jeux sont faits”.

Cada vez las cosas más serias de la democracia se parecen más a los juegos de azar o a las apuestas. Los debates habitualmente eran la guinda del pastel electoral. Eran tan decisivos. Los llama indecisos los que no comunican sus intenciones de voto, y los verdaderos indecisos no entienden esa farsa, esta obligación de dar un cheque en blanco firmado a los “de arriba”.

 

Esos colores no hacen tampoco provocan el cambio. Eso si, sus decisiones pueden frenar o acelerarlo y poco mas. Es una nueva transición. Nadie encontrará el consuelo en las cartas o en los sondeos. Porque nadie tiene la verdadera clave de la situación actual ni la entiende totalmente. Esta transición tiene mucho mas de todo: colores, causas, efectos, contrincantes y variables que constantes. Pero todos reconocen que hay una necesidad mucha más grande de cambiar las cosas. Es un volcán de descontento y rabia imparable y constante, no tiene representación exacta tampoco dueño. Y los dirigentes de colores habituales no han sido atentos, jurándose lealtad y al instante siguiente traicionándose constantemente el uno al otro. Los nuevos parecen haber escuchado y entendido mucho mejor pero a entrar en contacto con los demás colores políticos cada vez sus discursos irascibles se diluyen más. Eso señala que el verdadero cambio va seguir esperando. Pero cada vez resurgirá con muchísimo más fuerza y dificultad para dominarlo.

Los colores a la víspera del 26 J, se reparten los papeles de esta forma, el azul sigue al timón pero tocado y sacudido, el mojado ha dejado ser fuera por entrar como protagonista de pleno derecho y pretendiente al trono, el rojo ha sido rey del cambio y ahora solo puede aspirar ser arbitro, ¿Que hará? El naranja tiene el papel más difícil y más liviano en el mismo tiempo, está solo en la banda, puede sustituir o mezclarse.

 

Posdata: ese post se escribió un mes antes de las elecciones. Y como dice el dicho: ” Para gustos, se han hecho los colores.” Al contrario de mi costumbre, no habrá recomendación de lectura.

 

 

 


Deja un comentario

No hay sitio para algo nuevo

Las próximas elecciones nos han puesto en pleno de una batalla de promesas y de esperanza. Nombres insospechables e impensables, hace dos años atrás, están ahora en todas las bocas. Ciudadanos y Podemos son los más famosos. En poco tiempo hemos visto definirse a cada aparición. El discurso se parece pero la práctica pondrá cada uno en su sitio. Nos dieron un soplo de aire fresco entre mentiras y corrupción de los grandes partidos.

La pregunta del millón es si votar a esos dos partidos¿ nos salvarán de la supuesta catástrofe que nos espera? La política del terror sigue en popa después de más de una década. Permítame que respondo por la negativa. Ninguno de esos nuevos partidos está hecho para salvar ninguna situación por la sencilla razón, que no la tienen. Si es verdad, que tienen propuestas acertadas sobre algunos problemas concretos y ninguna solución completa. Aunque deberíamos decir de Podemos en su radicalidad desde el principio proponía un cambio de sociedad, que seria exactamente lo que necesitaríamos. Pero no tienen los medios inmediatos en una sociedad no preparada.
El Estado del Bienestar ha sido hundido con la última crisis a conciencia. Los superricos lo han visto que era insostenible más tiempo. Podemos como Ciudadanos abrieron la ventana de un Estado más justo preocupado de su pueblo. Pero las reglas del juego político-financiero están poniendo a todos en un sitio y en una situación que no podrán salir fácilmente. Las elecciones municipales y autonómicas nos revelaron la tentativa de llevar a cabo un programa sin tener todos los datos. La política de tierra quemada que está haciendo el partido gobernante ha hecho que las promesas y la esperanza de hacer mejor se están quedando a medias. Ver Barcelona y Madrid.
El 20-D no va a resolver nada. Ciudadanos ha recibido el respaldo de la casta financiera pero no garantiza su éxito. Podemos por su estrategia se consolida en su papel de arbitro del juego. El PP o el PSOE esperan que la novia de plata, Ciudadanos, baila con ellos y se acostará sumisa en la cama tendida. No hay ninguna preocupación real para España como identidad, como pueblo sino como votos y como cheques en blanco. Lo único que esperamos de todas esas novias, que no tengan chaquetones reversibles al instar de Alexis Tsipras en Grecia que traicionó a sabiendas sus electores.
 El rey jugador escondido también participa en el juego como comandante en chef de todas las fuerzas armadas y seguramente tiene ideas bien claras a quien prefiere para gobernar. También fuera de nuestras fronteras juega con presiones la pareja americano-germánica sobre todos los actores financieros y políticos.
Aquí es un video largo comparando las campañas en Estados Unidos y España:
Algunas referencias para echar un vistazo:


Deja un comentario

“Charlies”

 

 

Hemos empezado el año con una serie de atentados en Francia: 12 muertos. Recuerden aquí unos años atrás, nos tocaba casi cada semana. Y es triste solo en si. Y lo será siempre. Mi mas sentido pésame a las familias. Y hemos olvidado de llorar la muerte de 15 cameruneses en la localidad de Kolofota a manos del grupo yihadista Boko Haram(1)(3). También, a sus familiares, mi mas sentido pésame. Y a los que olvidaremos por no estar.

Lo bueno de “Charlie”

“Charlie Hebdo” era una revista irreverente, directa heredera del Mayo de 68, que se burlaba de todo, de los prejuicios, de las ideas hechas y empaquetadas. Se pasaba mucho con los gobiernos, la burguesía, la política en general y otros tantos. Era una referencia del humor francés, una mezcla de dibujos iconoclastas y de textos del mejor, irónicos y satíricos en estado puro. Venia de un contexto donde se desarrollaron otras revistas fuertes en ese dominio. Se descubría también nuevos talentos en todas las facetas de la fanzine o BD (cómic en francés). Algunos recordarán Hara Kiri, Pilote, L’Echo des Savanes, Métal Hurlant y Fluide Glacial. Todas con nombres absolutamente ridículos y aparentemente sin sentido. Duraron algunas hasta llegar al fin des años ochenta, casi tocando los noventa.

Ese segundo “Charlie Hebdo” (nacido en los noventa) no es eso. Ni llega a la altura del original, el primero. Visiten un poco la red sobre la nueva revista con ese nombre y verán que hay mucha divergencia sobre ella. Si el primer “Charlie” sabia ser irónico, rayar el insulto y salir más gracioso. El segundo no tenia audacia, atacaba sobre presas fáciles. Si el primer “Charlie” era un gozo para los amantes del dibujo bajo todas sus formas, el segundo no tenia chispa aunque conservaba antiguos colaboradores.

Tenemos nuestros propios “Charlies” muy de casa como el Jueves, El Papus o El Víbora. El hito de la discordancia vino cuando los responsables de publicación del segundo Charlie decidieron reproducir las viñetas de Mahoma en 2006. ¿Qué hay con esas viñetas? Eran un total insulto al Islam y a todos sus practicantes en un contexto mas que explosivo. Era innecesaria esa provocación. También, la dirección de la redacción aplicaba la política des dos medidas y dos pesos para un mismo asunto.

¿Puede uno reírse de todo?

Lo diría que en teoría, sí. Después tendría que matizar mi respuesta y ser más fino en como comunicarlo. Por que la real batalla es como comunicarlo sin poner más leña al fuego y sin que el horno explote. La risa es parte de nuestra inteligencia social que nos permite disfrutar con los demás. Al contrario, la ironía y la sátira son extremos que pueden encubrir una rabia más feroz que la hipocresía que denuncia. Y eso puede llevar a conflicto.

Desafortunadamente, debido a todo tipo de entender los libros “sagrados”, el que ejerce de humor ha de reconocer cuando el contexto le permite margen de maniobra en el terreno cuestionado. El radicalismo es siempre enemigo del humor y se recrudece todavía mas en estos tiempos. La sutileza no es hipocresía, sino iluminar los huecos que ayudan a entender lo complicado de una situación o un contexto. El radicalismo soló se expresa con brutalidad. La injusticia del radicalismo es que crece entre los desesperados y les empuja a destruir lo vivo y lo bello. Como un animal que tiene miedo, no hay razón o racionalidad en la emoción. (2)

Nuestra incomprensión duele también

Esos días pasados, al encender la tele, hemos visto desfilar hombres políticos y famosos. Paneles levantados con el lema “Yo soy Charlie” por gente visiblemente conmocionada. Ese atentado se ha vuelto más cruel y horroroso por estar asistiendo a una campaña gigantesca de promoción político-comercial. Y eso duele mucho más. En nuestro país, “nuestro presidente” saltó al ruedo y multiplicó sus apariciones nacionales y internacionales. Nos está machacando con lemas como que “hemos salido de la crisis”. Nos está bombardeando con su equipo con cifras oficiales sin contexto y sin referencia. Es macroeconomía pura: Ricos más ricos. A partir de una tragedia, se ha montado el mismo circo de siempre de campaña publicitaria electoral. ¿Que es peor, radicalismo o sátira?

La política debía ser una herramienta destinada a liderar un pueblo hacia un bienestar común. Pero hace tiempo que este enfoque se ha olvidado.

La religión debía servir para guiarnos hacia un mayor bienestar: el paraíso. Tampoco llegó.

El comercio debía ser una solución mas rápida para llegar a un bienestar material, ni llega ni satisface.

En plena campaña electoral nos agita otra vez el espectro del terror con el mismo chivo expiatorio (el Islam), para evitar de votar a los “extremistas” (como Podemos, Ciudadanos o Izquierda Unida). ¿Qué democracia es esa?

Volvamos a esos terroristas. ¿Quién creé en su sano juicio que alguien tiene ganas de matar a inocentes y ser matado después? La única respuesta puede ser solo sufrimiento y desesperación. Todos los libros “sagrados” en su mayoría predican mas la paz que ir a la guerra contra el mundo.

Hemos construido un sistema terrible y participamos en unas sociedades sádicas que tratan algunos (contados en millones) como deshechos. Y cuando algunos de esos “deshechos” humanos se rebelan en nombre de un ideal, se transforman en monstruos (ya han perdido su calidad humana) matando. ¿Como se han vuelto así? No sé si toda la ciencia psiquiátrica podría responder a eso.

El vídeo del terrorista nos interroga, nos hace pensar.

¿Porqué?

No ha pensado en su familia que tendrá que vivir con esa estigma todo el resto de su vida,

No ha pensado a las víctimas que no tienen nada que ver con su reivindicación,

No ha pensado que su acto sería mediatizado y politizado para dar razón a otra invasión,

No ha pensado que su acto otra vez designa la fe musulmana como culpable, una y otra vez,

No ha pensado…

Ninguna ideología podrá encerrar la complejidad humana. Debemos ir hacia un cambio para todos y sabemos que unos pocos se resisten.

¿Es el fin de una era?

Pero en todo ese tejemaneje, seguro que vamos hacia otra cosa que todavía no le hemos puesto nombre.

Por todo eso, no quiero ser “Charlie”. Pero, si una persona humana.

 

PS. Como siempre, les dejo algo para leer y mirar. Si me permitís, insistiré sobre la entrevista de Le Clézio (en castellano) y el vídeo de un programa de una cadena senegalesa. Me hubiera gustado poner subtítulos para que podáis entender lo dicho, es muy interesante porque ilustra el otro sonido de la campaña, sobre el Islam. Doy las gracias a todos los seguidores de ese blog. Comenten y critiquen. Gracias.

(1)

http://www.afrik.com/cameroun-15-morts-dans-une-attaque-de-boko-haram

(2)

http://elpais.com/tag/charlie_hebdo/a/

http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/version-castellano-charlie-hebdo-estara-internet-proximo-sabado-3851268

http://www.elmundo.es/television/2015/01/16/54b972de22601d197d8b4576.html

http://www.elmundo.es/cronica/2015/01/11/54b0324722601dc14a8b4576.html?cid=MNOT23801&s_kw=la_dificultad_de_reirse_de_lo_mas_sagrado

http://www.elespectador.com/noticias/cultura/no-soy-de-generacion-de-charlie-hebdo-articulo-539807

 

https://tenacarlos.wordpress.com/2015/01/09/

 

(3)

 

 

 

qr_img.phpCriticar y compartir.