edphis-my walk in beauty

la belleza se encuentra en el camino


Deja un comentario

To my cellmates

Cellmates
The pain made me see her, and the guilt, its bitterness; The certainty of dying, its peace, and the peace with oneself, the mere enjoyment of it.The Beauty of Living.
Shut in our ignorance, we stick to each other, hoping to stick out, one trampling on the other. Others come to kill while others let themselves go. Many struggle for a while.

Some throw themselves into the game of accumulating goods and power. Good for them.

When comes the time to die, will come the difficult task to designate whom deserve what is left. The pain was so big that they invented the paradise off earth, a more fearful hell here and in heaven. If there is no paradise there is no hope that is worth.
.As encaged rats we fight to eat and find a place and above all a mate to share with. Stay with you pain and live with it until it vanishes. The most pure and beautiful lesson is go through the pain of understanding and the knowledge to overcome it, definitively. Then say it to all of the others. Thanks for understanding me.

I am not your bro or sis neither your homie…  just your cellmate.

 

 

Merry Xmas and Happy New Year 2017


Deja un comentario

La Despedida

index

 

 

Estoy muy agradecido y también muy contento con la experiencia de tener un blog. Esa constancia que muchas veces me ha fallado, sobretodo en los últimos meses de ese año, ese compromiso mensual me ha fortalezado como miembro de una comunidad global. Fue un camino con un propósito inicial de encontrar belleza mientras seguía. La encontré a través algunas respuestas de otros blogueros, la encontré offline en la vida rutinaria de una ciudad, de una familia y en mi interior. Termino con mucha satisfacción ese blog que duró casi tres años.

Gracias a todas y todos, que de una manera o otra, me siguieron y apoyaron a largo de esta experiencia. Gracias de verdad.


Deja un comentario

A mis compañeros

 

Cellmates

 

 

 

A mis compis de celda,

El dolor me hizo verla, y la culpa, la amargura de ella; la certidumbre de morir, la paz de ella, y la paz con uno mismo, el simple disfrute de ella. La Belleza de vivir.
Encerrados en nuestra ignorancia, nos pegamos el uno al otro, con la esperanza de sobre-salir, todos. Otros llegan a matar mientras que otros se dejan ir. Muchos luchan un tiempo. Algunos se lanzan en el juego de la acumulación de bienes y de poder. Bien para ellos.
A la hora de morir, vendrá la difícil tarea de designar Quien se merece dejar aquello acumulado.
El dolor fue tan grande que inventaron el paraíso fuera de la tierra, un infierno más temible aquí y en el cielo. Si no hay paraíso tampoco hay esperanza que valga. Como ratas encerradas peleamos para comer y encontrar un lugar y sobretodo un/a compañero/a para compartirlo.
Quédate con tu dolor y vívelo hasta que desaparezca. La más bella y pura lección pasa por el dolor de entender y el saber de superarlo definitivamente. Luego comunícale a todos los demás. Gracias por entenderme.
No soy tu hermano/a ni seré tu amigo/a, solo tu compañero/a de celda.


Deja un comentario

Colores y ilusiones

Teníamos los colores habituales, ellos mismos provenían de la gran transición del 78 con promesas pintadas y grandes logros con corrupción incluida. Los tintes del equipo azul se renovaron quedándose después del fin de la alianza en azul popular. El líder azul con bigote de aquella época supo leer los tiempos y el inconsciente de las masas, así que pinto todo de azul con música incluida. “El azul va bien” era su lema. La ilusión invadió los rincones. Poco después, se oían rumores de elecciones a dedo, de cambio de bandas forzado y de paranoia del control de colores. Durante este mismo periodo, se intentó pintar del mismo color todos los medios de comunicación, a veces a golpe de tinte mafioso.

 

Llegó el gris rojizo que supo transcender en su primera etapa el azul. La guerra era muda entre rojo y azul. Sin penas ni gloria hasta que llegó una abominación de color podrido internacional con olor incluido. El rojo no supo enfrentar y dejó los sitios medio pintados. En buen sucesor del bigote, aterrizó el barbudo que quiso rehacer la hazaña del predecesor azul. Dio confianza y repintó de azul popular. Los tiempos no le hicieron caso, la abominación de color podrido había socavado el terreno. Los méritos y logros del barbudo azul están por reconocer, o sencillamente no existen tal cual. El tiempo le dará su lugar exacto. Bajo su reino aparecieron los nuevos colores. El dualismo se fracturó aún más. Ni el azul tampoco el rojo supieron frenar la llegada de aquellos gritones. Su acceso a los medios tradicionales pintados estaba vetado, los nuevos colores aprovecharon y siguen haciéndolo los nuevos modos de transmitir.

 

La política como buena hija de color de la iglesia nos comanda a escuchar y creer en nuestros lideres. Los actos son lo único que demuestran una real voluntad de cambiar o hacer las cosas. Y los actos suelen cumplirse en política, única, principal y muy probablemente durante las campañas. Una vez el cheque firmado y entregado, se esfumará todo esfuerzo voluntario de real cambio.

 

Como seguidores y apoyo de un sistema de colores políticos, ya no tenemos nada que hacer hasta que se termine el mandato de tal color. Así son las cosas: el trabajo se destruye por la tecnología que adoramos; la economía, sobre todo la macro, parece no tener necesidad de re-invertir en la capa más baja, la micro; los gobiernos efímeros atrapados en deudas estratosféricas venden su patrimonio maquillado en acuerdos económicos supuestamente buenos y nuestra unión de colores estrellada divide los colores aliados, uno mando por todos. Cada vez más colores y menos matices.

 

El 20 D fue una real chapuza de cambio político, ni el azul tampoco el rojo cambiaron como prometido. Se hizo más manifiesto después de tantos coloridos meses de dichosas negociaciones. En fútbol, otro juego de colores, “ no siempre ganan los equipos más fuertes, sino las que tienen una visión clara como llegar los primeros…” Ahora, a repetir lo mismo.

 

El 26 J no va ser lo mismo. Hay demasiado en juego tanto por los colores habituales como nuevos. Es un juego de probabilidades y variables constantes pero el color que sabrá captar el inconsciente de las masas gobernará aunque tendrá poca mayoría.

Rien ne va plus, les jeux sont faits”.

Cada vez las cosas más serias de la democracia se parecen más a los juegos de azar o a las apuestas. Los debates habitualmente eran la guinda del pastel electoral. Eran tan decisivos. Los llama indecisos los que no comunican sus intenciones de voto, y los verdaderos indecisos no entienden esa farsa, esta obligación de dar un cheque en blanco firmado a los “de arriba”.

 

Esos colores no hacen tampoco provocan el cambio. Eso si, sus decisiones pueden frenar o acelerarlo y poco mas. Es una nueva transición. Nadie encontrará el consuelo en las cartas o en los sondeos. Porque nadie tiene la verdadera clave de la situación actual ni la entiende totalmente. Esta transición tiene mucho mas de todo: colores, causas, efectos, contrincantes y variables que constantes. Pero todos reconocen que hay una necesidad mucha más grande de cambiar las cosas. Es un volcán de descontento y rabia imparable y constante, no tiene representación exacta tampoco dueño. Y los dirigentes de colores habituales no han sido atentos, jurándose lealtad y al instante siguiente traicionándose constantemente el uno al otro. Los nuevos parecen haber escuchado y entendido mucho mejor pero a entrar en contacto con los demás colores políticos cada vez sus discursos irascibles se diluyen más. Eso señala que el verdadero cambio va seguir esperando. Pero cada vez resurgirá con muchísimo más fuerza y dificultad para dominarlo.

Los colores a la víspera del 26 J, se reparten los papeles de esta forma, el azul sigue al timón pero tocado y sacudido, el mojado ha dejado ser fuera por entrar como protagonista de pleno derecho y pretendiente al trono, el rojo ha sido rey del cambio y ahora solo puede aspirar ser arbitro, ¿Que hará? El naranja tiene el papel más difícil y más liviano en el mismo tiempo, está solo en la banda, puede sustituir o mezclarse.

 

Posdata: ese post se escribió un mes antes de las elecciones. Y como dice el dicho: ” Para gustos, se han hecho los colores.” Al contrario de mi costumbre, no habrá recomendación de lectura.

 

 

 


Deja un comentario

Cuando los pobres sueñan con los ricos

La pregunta real es:

¿Que pasará cuando los Ricos no necesitarán a los Pobres?
El avance de la tecnología hará seguramente un día que desaparezcan miles puestos de trabajo y que un solo trabajador tendrá el trabajo de unos cuantos. Y llegaremos mas lejos, tendremos un escenario en lo cual será una maquina (entender robot con inteligencia artificial) que mandará a otras maquinas, basándose en algoritmos que prevean las incidencias mas frecuentes. Ese día no es tan lejos. Si las maquinas integrarán mas software que permitirán mas opciones y mas recursos “cognitivos”, el trabajo como lo conocemos será una huella histórica.
El mundo financiero quedará cada vez mas reducido, solo la gente que sabrá crecer su dinero y estar rodeada de partenarios del mismo índole. Nuestras relaciones humanas cambiarán para siempre. Este sistema financiero-comercial reducirá a todas/todas al rango de mercancías negociables y rentables. Efectivamente, si habrá mas gente y menos puestos de trabajo, habrá que encontrar medios de regularización y descompensación deficitaria, surgirán también los rasgos menos bonitos de la humanidad.
Si la gente rica no necesitará gente pobre porque las maquinas serían las esclavas de todos sus deseos  (entender perfectas), pero el sentimiento de poder y de superioridad quizás no se satisfarán con aquello. Un planeta Tierra solamente para la gente rica, muy rica, ese mundo existirá. Quizás sería el famoso paraíso tanto soñado mientras que los peores defectos humanos estarían al menú del día como calidades de lo más normal. Seria un mundo sin recursos finitos, gente con mente expuesta y enfocada hacia ganar más. Una gigantesca mesa de póquer o de black jack. Prohibida la entrada a todo pobre de cualquier raza que sea.
Ese mundo perfecto solo sería la utopía al igual el mundo ideal de tantas filosofías y religiones, un mundo sin hambre, casi sin guerras, sin dinero a donar, sin pobres…
La crisis no ha puesto a todos en mas de un aprieto no solo material pero también intelectual, moral y espiritual. En tiempos de crisis resurgen todo aquello que en tiempos de bonanza bufamos y tachamos de ridículo y de arcaico. Pero la pregunta ha salido, que harán los Pobres el día que los Ricos no les necesitarán para vivir mejor. ¿Habrá economías micro y macro, habrá universidades publicas, habrá seguridad social, derechos humanos? ¿Habrá Dios, o una religión o un consuelo terapéutico contra la injusticia, la codicia?
Nuestra sociedad reposa en esta creencia que no todos pueden ser ricos si no lo desean tan fuerte como ellos. Entonces si no pueden ser ricos, han de poneros a su servicio. Pero eso supone perder nuestros gustos de libertad y de independencia propias. El sistema en cual vivimos nos obliga siempre a albergar bajo el padrinaje de un otro con más recursos económicos que nosotros. Eso resfuerza que los pobres son incapaces de pensar por ellos mismos y envidiar la altura económica de ellos. De las consecuencias de tal  trato, surgen quejicas, mentirosos y engañadores, por fin, ambiciosos, y más odiable los que pueden pisar otros para imitar el modo de vida de los ricos.
Un verdadero rico está fuera de alcance por tener tres características que pocos pueden tener como ser heredero de una grande fortuna, tener una cultura de fluidez del dinero y saber trabajar y hacer trabajar el dinero de los demás con el cumul del suyo proprio.
De momento, esa pesadilla de pregunta no puede ser respondida tan sencillamente, así os dejo leer lo que he “pillado” navegando:
Un debate de otro sitio allá en el año 2008
Una respuesta interesante allá en el año 2005


Deja un comentario

Quiero ser un Don Nadie

edphis-my-walk-in-beauty.png
Acepto que me copies, no pasa nada. Pero, diga tu fuente. Porfi

No soy guapo, no soy grande, no soy atractivo tampoco a  segunda vista, no tengo cuerpo, no soy rico, no tengo ropa cara, no tengo todos mis dientes, no hablo bien y no tengo nada.

Soy un don Nadie

Sin ser guapo, tengo pareja y lo mas guapo que tengo es ella.

No soy lo más pequeño que se encuentra en ese planeta pero tengo los amigos más grandes del mundo mundial.

No tengo cuerpo alucinante (CR7)  pero “lo que tengo, le mantengo”.

No tengo ropa cara, tampoco estoy interesado en la moda porque la moda me hace parecer ridículo, pero mi ropa está limpia y de buena calidad por lo que necesito.

No tengo todos los dientes pero aquello no me impide sonreír y a los míos me ven con la sonrisa más brillante.

No soy valiente ni defiendo ninguno derecho humano en la calle, solo ayudo a mis vecinos y las personas están delante mío, también si puedo lo hago.

La presión para ser Alguien con Éxito llega a la desmedida. The American Way, el modo de vida por excelencia, es conseguir a poseer mucho material, si posible caro, amasar una fortuna, incesantemente, se revela como un virus que corrompe toda sociedad que le adopta. Nos condiciona para tener la necesidad de ser una Persona de Éxito y en contraparte tener la vergüenza de ser un Don Nadie.

Como siempre, no todos pueden ser grandes, guapos y tener éxito en el plan financiero y profesional también personal (¡oye!). Pero muchos siguen el ideal de serlo en todas las capas de la sociedad. Así, emergieron otros modos de tener éxito, los famosos Gran Hermano y similares, que permiten a los más vagos llegar al Olimpo. Es una nueva forma de esclavitud con jaula dorada. Escupen sobre la figura del don Nadie.

El don Nadie es una sombra que merece ninguna atención, se le niega el derecho de existir. Entonces, nos niega el derecho de existir, porque somos la mayoría en esta clase y categoría social. Nos machacan con publicidad incesante para convertirnos en corredores lucrativos.

El don Nadie se preocupa de los demás (padres, familias, amigos…) y a veces, se olvida de si mismo. No se preocupa descartar del grupo tampoco.

Un poco de lectura como siempre:
Una vez tampoco hace daño a nadie, escúchale cantar su texto, es poesía:


Deja un comentario

Resaca de San Valentin

Corazon Valentin

edphis-my-walk-in-beauty.pngCompartir está bien, mencionar al autor también

 

 

Verte, es consumir tu carne

Verte, es afirmar mi egoísmo, tenerte para mi sólo

Verte, es solo a través del corazón que llegó

Verte, es reforzar tu amor por ti como por mi

Verte, es saber que puedo contar una historia feliz

Permiteme…              VERTE